"Buscar la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo..."


lunes, 9 de junio de 2014

La Araña cangrejo (Thomisus onostus). La araña que cambia de color.


A las arañas de la familia Thomisidae (Sundevall, 1833) se las denomina en general "Arañas cangrejo" debido a tener los dos primeros pares de patas más largos que el resto de patas, y su habilidad de andar de lado, lo que le aporta todo el aspecto de un cangrejo.


Thomisus onostus. Araña cangrejo al acecho.
Araña esperando a su furura presa en una flor de Cantueso.
Todas las fotos están, realizadas con una Canon 7D con objetivo Canon 100mm 2.8 y mucha paciencia.

Thomisus onostus sobre una flor de Cantueso en Gredos.
No siempre el color de la araña coincide con el color de la sobre la flor sobre la que está situada.

Morfológicamente en las arañas podemos distinguir una zona delantera, el Prosoma en el que encontramos la boca con sus quelíceros y el Opistosoma o abdomen.

Morfología de una araña Thomisus onostus

Tienen un marcado dimorfismo sexual, siendo el macho más pequeño y de colores más apagados que la hembra.

Thomisus onostus devorando a una abeja
Los quelíceros fuertemente clavados en la nuca de la presa

Detalle de los quelíceros de Thomisus onostus devorando a una abeja.
Detalle de la foto anterior. Foto girada 90º. Se aprecian bien los pedipalpos, quelíceros y los ojos.
La pobre abeja poco ha podido defenderse.


Es característico de esta familia que no tejan telas, sino que esperan a sus presas subidas en las flores y cuando un insecto llega a la flor les inyectan un potente veneno que les paraliza rápidamente. Después clavando sus quelíceros detrás de la cabeza, les absorben los jugos tranquilamente sobre la misma flor.

Para lo que si utilizan la telaraña es como anclaje a la flores en las que están, desplazarse de un lugar a otro (que tiene su técnica), para formar refugios (doblando pétalos) o para construir un nido en el que depositar los huevos.

Varias especies de esta familia son comunes en el sur de Gredos; géneros tales como Thomisus, Synema, Runcinia y Misumena.

En este caso vamos a tratar con una de las especies más populares;

Thomisus onostus Walckenaer, 1805.

Esta especie se caracteriza por  tener los bordes posteriores del  opistosoma o abdomen en ángulos muy marcados, otorgando una forma trapezoidal al abdomen. El prosoma también tiene aspecto anguloso, situándose los ojos laterales sobre dos salientes.

Detalle de una araña cangrejo de color blanco.
Aquí se puede apreciar muy bien su abdomen u Opistosoma anguloso.


Las hembras alcanzan una longitud de 7- 10mm, los machos de 2-4mm.

El color de las hembras es blanco pero pueden cambiar su color a amarillo, rosa o combinaciones de blanco con amarillo y rosa  según su entorno, mientras que el macho es pardusco con las patas delanteras más oscuras.

Thomisus onostus de color rosa, devorando una mariposa.
También encontramos ejemplares de color rosa, y combinaciones de rosa con blanco.

Thomisus onostus de color rosa, devorando una mariposa.


Al adaptar el color de las flores sobre las que depreda, obtiene un buen camuflaje frente a sus presas.

No siempre la araña tiene el mismo color que la flor sobre la que está dispuesta, pero probablemente el contraste Ultravioleta (a ojos de una abeja) no es tan llamativo, haciendo a la araña así menos visible.

Araña cangrejo (Thomisus onostus) amarilla sobre una flor de malva
Araña cangrejo amarilla sobre una flor de malva.

También puede alimentarse de polen y néctar si las presas escasean (1).

Incluso encontramos combinaciones de diversos colores. Arañas multicolores.


Coloración de los Thomísidos

Estudios (2) sobre coloración en Misumena vatia (Otro género de la misma familia y posiblemente extrapolable también a Thomisus) indican que los colores se deben a gránulos de pigmentos omocrómicos también encontrados en los ojos de numerosos insectos.

Estos pigmentos típicos de los artrópodos,  son los responsables de la coloración de los ojos de insectos así como ciertas partes de sus cuerpos. Según parece ser estos pigmentos también les pueden servir como protección frente a los rayos ultravioletas del sol.

Se les denominó omocromicos, pues estaban situados dentro de los omatidios;(unidad sensorial  principal de los ojos de los insectos. Son pigmentos ácidos de color amarillo, rojo o púrpura como la Xantomatina (amarilla), Rodomatina (roja) y Omatina D ( Mezcla de pigmentos rojos y púrpuras)

Todos estos pigmentos provienen de la ruta de degradación del Triptófano (un aminoácido tóxico en exceso), que como resultado genera kynurenina (translúcida) esta forma hidroxikinurenina ( 3-OH-kynurenina), siendo estas sustancias los precursores de los pigmentos omocrómicos.



 Triptófano > kynurenina >OH-kynurenina>Xantomatina (pigmento omocrómico)



Color blanco:

Este color en el Opistosoma (abdomen) es el color de base de estas arañas y corresponde a una cutícula transparente, con células epiteliales bajo esta con agregaciones uniformes de Kynurenina (translúcida) que dejan ver el color blanco de cristales de Guanina localizados mucho más debajo de la epidermis casi a nivel intestinal.

Mientras que el color blanco (mucho más refringente a UV) del Prosoma es debido a gránulos de ácido úrico.

Color amarillo claro:

EL color amarillo claro, proviene de una mezcla de Kynurenina translúcida con hidroxikinurenina  y algunos pigmentos Ommocrómicos.


Color amarillo oscuro y Rojo:

Estos colores son debidos directamente a pigmentos Ommocrómicos.


Estos pigmentos Ommocrómicos son de diversos tipos, algunos desconocidos, pero según parece uno de ellos es la Xantomatina, proveniente de la degradación de la 3-OH-kynurenina.

 Xantomatina (Xanthommatin) Al oxidarlo se vuelve amarillo y al reducirlo rojo.





 Bibliografía







1 comentario:

  1. ¡Caray! Desde que hablamos de este tema en el campo he tenido muchas ganas de ver esta entrada y no ha defraudado nada. Enhoranbuena por un trabajo tan bien organizado e ilustrativo, Carlos.

    Abrazos veratos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...